Reina de la Iglesia

0
347

Comienza el Solemne Triduo en Honor de Nuestra Titular María Santísima del Rocío y Lágrimas, y siguiendo con nuestra trayectoria evangelizadora, son unos cultos que nos evocan a que María es “Reina de la Iglesia”. Es Reina por ser Madre de Dios, prerrogativa fundamental por el Concilio de Éfeso en el año 431, y el venerable Pío XII, proclamó la fiesta litúrgica de la “Realeza de Nuestra Señora” el 1 de noviembre de 1954. Ahora se celebra en la octava de la Asunción para manifestar la conexión entre la realeza de María y su asunción a los cielos.su asunción a los cielos.

La Beatísima María debe ser llamada Reina, no sólo por razón de su maternidad divina, sino también porque cooperó íntimamente a nuestra salvación. Así como Cristo, nuevo Adán, es Rey nuestro no sólo por ser Hijo de Dios sino también nuestro Redentor, con cierta analogía, se puede afirmar que María es reina, no sólo por ser Madre de Dios sino también, como nueva Eva, porque fue asociada al nuevo Adán. (Enc. Ad coeli Reginam)

“Hijo del Altísimo será llamado, y a Él le dará el Señor Dios el trono de David su padre y en la casa de Jacob reinará eternamente y su reinado no tendrá fin” (Lucas 1, 32-33), fácilmente deducimos que Ella es también Reina, pues concibió a su hijo Rey.

Las representaciones utilizadas en el altar de cultos, hacen alusión a su realeza divina. Dos ángeles custodian a María, portando corona y cetro símbolo inequívoco de la realeza, y a la vez haciendo alusión al mes de octubre y a las Lágrimas de Nuestra Señora, un pañuelo y el rosario.

Como Reina y Madre de Rey, Santa María, según costumbre de la Iglesia, es coronada en sus imágenes como símbolo del dominio y poder sobre todos los súbditos de su pueblo.

Diputado de Cultos – Jesús Campos Villalón

Diputada de Liturgia – Elena Jiménez Farell

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here