Altar evangelizador

0
223

Iniciamos con ilusión y júbilo, el Solemne Quinario en Honor de Nuestro Padre Jesús del Perdón.

Este año en el Altar de Cultos hemos querido representar a través de diversas simbologías la Pasión de Nuestro Señor, de esta manera el color rojo del altar representa la sangre derramada por Jesucristo y el color morado del adorno floral muestra la Majestad del Señor.

En el altar se distinguen tres espacios, a izquierda y derecha se distinguen los momentos de antes y después de la crucifixión y en el centro Nuestro Padre Jesús del Perdón con el Sagrario a sus pies que nos anuncia que Dios está vivo.

En la parte izquierda, con un candelabro de siete brazos o Menorá, símbolo del judaísmo, representamos el mundo iluminado por la Verdad de Dios.

Las palmas y ramos de olivo, presentes en la “Entrada Triunfal” en Jerusalén, son símbolos de victoria.  Jesús llega montado en una burra a Jerusalén, y es recibido en multitud con cantos, “Y las multitudes que iban delante de Él, y las que iban detrás, gritaban, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!Mateo 21:9 A los pies de Jesús le ponían los hebreos sus mantones en ofrenda de amor hacia Él.

La “Santa Cena” queda de manifiesto con el pan y el vino que ofreció en la última cena a sus discípulos. El cuerpo de Cristo, representado por el pan, indica la entrega a su pueblo, “el que come de este pan vivirá para siempre” Juan 6, 51-58. Y el vino, la sangre derramada de su cuerpo, sacrificio que ofreció a la humanidad. “Bebed de ella todos, porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados”Mateo 26, 26-28.

Tras la cena, y como acto de amor y servicio, Jesucristo lavó los pies a sus discípulos salvo a Pedro, a quien le parecía una humillación. “Si no te lavo no tienes parte conmigo, le respondió Jesucristo. Señor, no solo los pies, sino hasta las manos y la cabeza, replicó Pedro”.Juan 13, 15. El “Lavatorio” se muestra con un aguamanil (jarra) y una jofaina (palangana).

La “Oración en el huerto” se patentiza con el cáliz de la amargura y la rama de olivo. Después de la Última cena, Jesús tiene una inmensa necesidad de orar. Su alma está triste hasta la muerte. En el Huerto de los Olivos cae abatido. “Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz; pero no sea como yo quiero, sino como quieres Tú”Mateo 26, 39.

Tras la oración en el huerto de los Olivos con los discípulos, llega el momento del “Prendimiento”, esidentificado por el beso de Judas y arrestado por la policía del Sanedrín, que le conducirá a las diferentes instancias para su enjuiciamiento. En el altar es representado por una soga y una espada. “Uno de los que estaban con Jesús, San Pedro, sacó su espada e hirió al servidor del Sumo Sacerdote, cortándole la oreja. Jesús le dijo: ‘Guarda tu espada, porque el que a hierro mata a hierro muere.‘ ”Mateo 26, 51-53.

En la parte derecha del altar, se simboliza la “Flagelación” con una columna y flagelos o látigos y la“Coronación”, con una vara de caña y la clámide púrpura. Entonces Pilato mandó azotar a Jesús con un látigo que tenía puntas de plomo.  Los soldados armaron una corona de espinas y se la pusieron en la cabeza y lo vistieron con un manto púrpura.  «¡Viva el rey de los judíos!», se burlaban de él mientras lo abofeteaban.” Juan 19,1-3. La corona de espinas, le es colocada por los soldados como símbolo de burla. Esa corona simboliza la tortura que Jesús soportó y el rechazo de muchos hacia su Majestad Divina.

Camino del “Calvario”, una mujer se hace presente ofreciendo el paño de la Verónica. Y como representación única y valiosa para los cristianos la Cruz, símbolo de la Fe e Iglesia Católica. Simboliza tanto el sufrimiento, pasión y sacrificio de Jesús por la humanidad, como la salvación, reconciliación y unión con Jesucristo.

La “Crucifixión” está representada con Tres clavos, el título de INRI. Y Él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota; y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. Escribió también Pilato un título, que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS”. Juan 19:17-19. La lanza nos evoca a la muerte de Jesús; “Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas. Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua. Juan 19: 33-34

Después de la muerte en la cruz de Jesús, José de Arimatera pidió a Pilatos el cuerpo de Jesús; éste preparó el “Descendimiento” representado por las tenazas y un sudario y el “Entierro” por un ungüentos y frascos de perfume. José fue y se llevó el cuerpo. También Nicodemo, el que una noche fue a hablar con Jesús, llegó con unas cien libras de un perfume, mezcla de mirra y áloe. Así pues, José y Nicodemo tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron con vendas empapadas en aquel perfume, según la costumbre que siguen los judíos para enterrar a los muertos”. Juan 19; 38-40.

Estos símbolos son la expresión de todos los sufrimientos de la Pasión de Jesús, a todo este dolor, Jesús respondió perdonando y abandonándose en las manos del Padre.

Jesús Campos Villalón

Elena Jiménez Farell

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here